Pérdida de apetito y dieta triturada

PÉRDIDA DE APETITO Y DIETA TRITURADA

Muchas personas adultas mayores tienen problemas de masticación y/o dificultades para tragar (disfagia u otras complicaciones) durante el momento de su alimentación. Es habitual que, debido a esto, se les ofrezca una dieta triturada.

La disfagia es una dificultad para tragar que puede derivar en broncoaspiraciones (comida o bebida que va hacia el pulmón) y estas en un cuadro más severo como una neumonía aspirativa.

Especialmente, es frecuente en personas que padecen algún tipo de demencia como puede ser el Alzheimer en fases moderadas-avanzadas de la enfermedad. La disfagia también es muy común en la demencia vascular, Parkinson y otras dolencias que producen afectaciones en la lengua, los músculos de la garganta y el esófago.

A pesar de que pueden hacerse muchas combinaciones de alimentos, la dieta triturada acaba siendo monótona y aburrida. Aunque pueda variar un poco el color, la apariencia siempre es la misma. Los sabores se mezclan y al final nos acaba sabiendo casi todo igual.

Debido a esto, la mayoría de personas pierden el apetito y no tienen ganas de comer.

¿Cómo podemos ayudarles a recuperar el apetito?

Recomendamos sustituir la comida triturada por comida texturizada. En la imagen de abajo, podréis apreciar la diferencia.

¿Qué beneficios tiene la comida texturizada?

Pérdida de apetito en personas que comen dieta triturada
  1. Potenciará el sentido de la vista «comer por los ojos«. Cuidar la presentación del plato y de la mesa es un aspecto muy importante para abrir nuestro apetito.
  2. Imitará la forma de los alimentos. De esta manera, podremos saber y elegir qué alimento queremos comer en cada momento. En el caso de los triturados, puede que la combinación de sabores no nos guste o que un día no nos apetezca comer por ejemplo tomate. Con la comida texturizada, no vamos a echar a perder todo el triturado sino solamente el tomate.
  3. Conservará en gran medida el sabor de cada alimento por separado. También su olor.
  4. En la composición de los platos texturizados, frente a los triturados, el volumen de alimento a ingerir se reduce, manteniendo todas las propiedades nutritivas. Por lo tanto, se produce una mejora energético- proteica, un mayor aporte de vitaminas y minerales como hierro, calcio y Zinc. Estos aspectos favorecen la prevención y/o mejora de anemia, osteoporosis o úlceras por presión tan comunes en personas de edad avanzada. En resumen, no va a hacer falta consumir una gran cantidad de alimento (como en el caso de los triturados) para obtener los nutrientes necesarios para mantener un buen estado de salud.

Si la pérdida de apetito no se resuelve a través de este cambio en la dieta, es recomendable valorar los factores comentados en el artículo «Por qué no quiere comer» y consultar con los profesionales correspondientes (odontólogos/as, psicólogos/as, geriatras, etc.).

Si necesitas ayuda en este tema u otros aspectos relacionados con la atención y/o el cuidado de las personas adultas mayores, recuerda que estamos a tu disposición a través del WhatsApp de Senior Coach y el servicio de Consultas.

Sonia Shah Llois

Fundadora de Senior Coach

Psicogerontóloga

Carrito de compra
× ¿Cómo podemos ayudarte?